23 nov. 2012

Video de "Quiero mi vida", por carisdul


video


Hola, amig@s.
Con un poquito de ayuda, pues ya sabéis que tengo las cervicales mal, he hecho este vídeo sobre la novela de nuestra amiga nanah, “Quiero mi vida”. En él he puesto ilusión, con imágenes que ella hizo del libro para su facebook y algunas fotos. Veréis las de la Presentación, a la que fueron, según he leído y ella misma me contó, muchas personas, que no se reflejan en la imagen. Me dijo también que se había sentido muy tranquila y arropada.
“Quise hacer una novela actual y cercana, en la que el lector pueda identificarse con alguno de los personajes o identificar a personas de su entorno. Por eso, el pueblo en el que se desarrolla no tiene nombre: para que cada uno imagine la historia en donde quiera. También he utilizado un lenguaje casi coloquial, porque me parecía que así se sentiría como más real, aunque, la verdad, es el que me sale.
No tuve problemas con los nombres: parecía que los personajes se bautizaban solos, incluso uno se enamoró sin mi permiso.
Pretendo llegar al lector y no sé si lo habré conseguido. Me gustaría que se reflexionase sobre varios aspectos, como la igualdad y la violencia de género, claro; pero también acerca de la incomprensión de la sociedad hacia muchas víctimas que, a pesar del maltrato, siguen con sus parejas; sobre actitudes y expresiones que utilizamos a diario y que, sin darnos cuenta, fomentan la desigualdad; sobre las apariencias y los juicios apresurados que hacemos a causa de ellas; el perdón y algunos más”.
.
Estas fueron algunas de las palabras que Carmen Novo (nanah para nosotros) pronunció con ocasión de la publicación de su novela.
Ya han sido muchos medios de comunicación los que se han interesado por entrevistar a Carmen. AQUÍ os dejo un enlace.


La novela está ya a venta en casi todas las librerías y aquí, en Málaga, la podéis encontrar en el Corte inglés de Mijas y en muchas librerías más.

Yo la estoy terminando de leer, y os puedo asegura que engancha desde el primer momento. Cuando la termine haré una observación y algo más que tengo en mente, pero no os lo desvelo porque no quiero comprometerme hasta ponerme bien del todo.


Muchas gracias por preocuparos de mi, estoy mejor.

Un abrazo.

Caris.

13 nov. 2012

Presentación de "Quiero mi vida" por Eduardo Cid



Eduardo Cid, catedrático de Lengua y Literatura, presentó la novela "Quiero mi vida", de ediciones carena.
A continuación, partes de su intervención:


"En este caso, sin embargo, es prácticamente indiscernible el estilo, la voz y las creencias de Carmen Novo del estilo, la voz y las creencias de la voz que narra  la historia de Pilar, José y otros personajes.
Entre las mujeres, el personaje central es el que se transforma, el que realiza el aprendizaje, Pilar. Pilar es un personaje que reúne las características de muchas mujeres reales: escasa formación, matrimonio, maternidad, sumisión. Al  lado de estos rasgos que muchas tienen, alguno que todas deberían tener, en especial la  adquisición de la conciencia de la propia dignidad, la intuición del carácter liberador del trabajo y, tras ello,  el laborioso aprendizaje de la autonomía. En su momento, decía Manuel Azaña:” La libertad no hace felices a los hombres, los hace sencillamente hombres”: cuando Pilar descubre el valor de la libertad, la quiere para sí, aun sin saber si eso la hará feliz o no. Decían los anarquistas en su himno A las barricadas “El bien más preciado es la libertad, hay que defenderla con fe y con valor…” Pero ni Carmen Novo, ni la voz que narra, ni  su personaje son anarquistas: son gente de orden y para ellas la libertad no es el camino de la revolución, sino el método que llevará a todas las mujeres minusvaloradas a encontrar un lugar  al sol, el lugar que merecen en esta sociedad en la misma medida que lo merecen los varones.
La historia está concebida como un ejemplo, como un acicate  moral para las mujeres que estén hastiadas de una relación de sumisión y que necesiten saber que encontrar la vida que desean es posible. Es un alegato verosímil, comprensible, eficaz, que se dirige a ellas diciendo: Ten valor, levántate y anda. Y se dirige a ellos recordándoles: Solo los débiles tienen miedo a una mujer libre.
Carmen Novo  va a novelar una historia de aprendizaje: alguien – Pilar-  se transforma en algo mejor de lo que era a lo largo de la historia contada. Parecería que a una historia así  - piénsese en El Lazarillo -le convendría la primera persona, le convendría ser narrada por un “yo” que ordene toda su vida como explicación de un caso final,  pero Carmen Novo no es una víctima, sino alguien que habla en nombre de ellas y la narración la va a construir en 3ª persona, el punto de vista del que sabe lo que le ha ocurrido a los personajes.
Como mujer profesionalmente volcada en la justicia, no confunde la imparcialidad con la neutralidad, no le es indiferente quién es el agresor y quién el agredido, toma partido por una de las parte, por las víctimas; y también por las ideas y la conducta que les permitirán dejar de serlo. Por ello  va a  encadenar los hechos como un alegato: nadie que lea esta novela podrá llegar a conclusiones diferentes a las que Carmen quiere que llegue.
La novela que escribe Carmen se dirige tanto a las lectoras, para recordarles la necesidad de su reeducación, como a los hombres, para poner ante sus ojos el carácter injusto de cualquier pretensión de supremacía.
La prosa de Carmen está escrita en la norma culta del español, sin concesiones al casticismo ni al vulgarismo.. No busca deslumbrarnos con un dominio del lenguaje que dificulte la comprensión de la historia, sino que está férreamente sometido a una exigencia extrema de claridad: toda la novela aparece escrita en un lenguaje claro, legible, tan transparente que apenas somos conscientes de lo cuidado que está.
Escribir una novela es una acción que requiere un esfuerzo extraordinario. De su trabajo, Carmen Novo ha extraído conocimientos; y de su descanso, tiempo para crear algo cuya dificultad solo puede comprender quien lo haya intentado. Hoy es un día con un valor semejante al de un bautizo: con la presentación de su novela Quiero mi vida recibimos a Carmen en la comunidad de los novelistas y le agradezco que  me haya otorgado el papel de presentar su obra y darle la bienvenida".




9 nov. 2012

Presentación de "Quiero mi vida"


Llegó el día (6 de noviembre)
A las 19,45 horas estaba, en compañía de mi familia, en la Galería Sargadelos. Mi sorpresa fue que ya había gente en la puerta, casi todos conocidos, y me hizo ilusión verlos. Después de saludarlos, de que me hubiesen presentado a varias personas y de firmar tres libros de dos chicas que no podían quedarse, entré en la sala. Ya eran las 20 horas y estaban casi todos los asientos ocupados. Me dio un poco de corte pasar delante de tantas personas, aunque, la verdad, el pasillo no era largo.
Después de los típicos cinco minutos de cortesía, comenzó el editor, José Membrive, con unas cálidas palabras hacia mí y hacia “Quiero mi vida” ("ha cogido la vida de una persona normal, Pilar, la protagonista, y la ha contado de tal forma que puede llegar a mucha gente, aunque no sea lectora habitual"). También habló de ediciones carena y su política de apostar por la literatura actual.
A continuación, el catedrático de Lengua y Literatura, Eduardo Cid, dio “una clase magistral” desmenuzando y analizando mi novela. Demasiado para mí. Fue explícito, claro y ameno.
Y ya llegó mi turno. Fue empezar a hablar y sentirme tranquila, con confianza y arropada por las personas que me acompañaron en ese acto tan especial para mí. Notaba que las palabras, las ideas salían de mi boca con naturalidad, como si estuviese con un grupo de amigos. Y en realidad así fue. Un grupo numeroso, eso sí, al que agradezco su presencia.
Al final, la firma de ejemplares. Temía ese momento, ya que –adelantándome a los acontecimientos- pensaba que me repetiría, que no me saldría qué poner; pero no, frases cortas, pero sentidas plasmé en la primera hoja de cada libro.
Me dio tiempo, aunque escaso, a hablar un poco con algunos de los asistentes.
Desde aquí quiero reiterar mi agradecimiento a todos: a ediciones carena, a José Membrive, a Eduardo Cid, a la Galería Sargadelos, a los medios de comunicación, y, desde luego, a todas las personas que acudieron, sin olvidarme de todas aquellas que leyeron ya, están leyendo o leerán “Quiero mi vida”.