30 oct. 2012

Entrevista en el Faro de Vigo

Algo más que una novela por la igualdad

Carmen Novo, fiscal especializada en violencia de género durante 12 años, publica su primer libro que protagoniza Pilar, una mujer que lucha por cambiar su vida en un entorno machista. // Rafa Vázquez
"Quiero mi vida", de Ediciones Carena, es la primera novela de la actual teniente fiscal de Pontevedra, Carmen Novo Colldefors, y quien durante doce años fue la fiscal especializada en materia de violencia de género en la provincia. Un libro cuyos primeros ejemplares comienzan a estar ya muy solicitados en las librerías pontevedresas.

Su protagonista es Pilar, una mujer de 43 años que dedicó su existencia al cuidado de su marido y de sus hijos pero que en un momento determinado se da cuenta de que no está satisfecha y quiere cambiar. Para hacerlo deberá superar los obstáculos que le pone José, un marido machista y prepotente, y "como tantas otras mujeres, deberá dejar atrás todos los modelos sexistas heredados del pasado", dice la autora

Se trata de una novela "por la igualdad" de sexos y que tiene como trasfondo la violencia machista, según reconoce Carmen Novo. No obstante, el libro pretende ser "mucho más que eso" por lo que incorpora numerosos matices e historias que se introducen en el relato a través de la relación de la protagonista con el resto de personajes. Un libro que, según la propia autora, narra "la lucha de una mujer por su vida y su apoyo incondicional a quienes la rodean para que resuelvan sus propios problemas".

La actual "número dos" de la Fiscalía Provincial reconoce que después de 12 años en los que lideró la lucha desde el Ministerio Público contra la violencia de género, es muy probable que muchas de las terribles situaciones que escuchó de boca de las víctimas de esta lacra hayan influido para que su primera novela tenga como eje la problemática de la violencia y los comportamientos machistas: "Me imagino que sentía rabia y que tenía ganas de hacer algo en materia de violencia contra la mujer". Novo insiste en que la igualdad entre sexos es la base de todo: "Si hubiese igualdad no habría violencia de género", explica. "Quizá sea un poco pretencioso decir que el libro pretende remover conciencias", dice la autora, "pero por lo menos espero que haga pensar en factores fundamentales para terminar con la violencia como la educación, o simplemente ayude a acabar con hábitos machistas que tenemos casi todos pero que no nos damos cuenta de ellos", añade. "Mi intención es que al terminar el libro el lector se pregunte si la protagonista era una víctima de violencia o no", comenta.

"Quiero mi vida" no solo es una novela reivindicativa, sino también un relato "cercano, contemporáneo y que se lee fácilmente". "Entretenida y que engancha", son otros calificativos que emplean quienes ya han ojeado sus 352 páginas. "Me gustan las personas y la psicología y por eso me gusta escribir sobre ellas, personas normales y corrientes como podemos ser cualquiera de nosotros". El escenario también es común para muchos: "cualquiera de los pueblos costeros de nuestra ría... Sanxenxo, Combarro, Cangas...quiero que el lector pueda pensar en cualquier sitio".

Así, lo que en principio iba a ser un microrrelato se fue transformando en un libro escrito desde las emociones -"me lo pasé muy bien, yo misma lloré y reí con mis personajes", explica-, quitando horas al sueño y completado en los pocos ratos libres que le deja su faceta profesional en la Fiscalía. Una novela en la que da rienda suelta a una pasión por la escritura que le acompaña desde pequeña y que, confiesa, heredó de su madre.

Para Carmen Novo la publicación de este primer libro es también el "sueño" de toda una vida hecho realidad y no oculta su "ilusión" cada vez que lo observa expuesto en las librerías. Como novelista primeriza también experimentó sensaciones desconocidas durante el proceso de creación al observar, por ejemplo, como se iba formando cada personaje, hasta el punto que parecían cobrar cierta independencia frente a la autora: "Uno de ellos incluso se me enamoró solo, sin que le diera yo permiso", comenta entre risas.

Tras la publicación de "Quiero mi vida", Carmen Novo (que cuenta en su historial con un premio literario de Amnistía Internacional por un microrrelato) trabaja ya en otro proyecto que podría convertirse en su segunda novela.

28 oct. 2012

El escritor Luis Anguita Juega comentó "Quiero mi vida"

Que humanidad de historia, en las manos de una protagonista, que su único crimen era ser buena persona y mujer,

Gracias por llevarnos a sentir el despertar de nuevo a la vida de una persona a la que habian anulado su voluntad y que tuvo al valentía de ver que existía un mundo en el que podía ser ella y donde sus sueños, su esperanza tenía cabida.

La sencillez, la amistad, el alto sentido de la justicia, la solidaridad y por supuesto el amor, todo lo tiene tu historia y cuantas mujeres como “Pilar” sentirán al leerla que quizás haya un futuro, una esperanza para ellas.


17 oct. 2012

Personajes en busca del autor


En la mayoría de las novelas, sean o no de ficción, los personajes, en mi opinión, constituyen el alma de las mismas.
Cada escritor seguirá su propia técnica a la hora de escribir y puede ser que muchos o algunos ya conozcan previamente la personalidad de esos hombres y mujeres que formarán parte de su mundo de papel.
En mi caso, tenía solo una vaga idea de los principales protagonistas de “Quiero mi vida”, pero a medida que iba escribiendo se me presentaban ellos mismos e incluso se bautizaban. Es curioso, pero así me pasó: nunca hubiese imaginado que alguien se llamaría Puri, Arturo, Nadine,…; parecía que ellos buscaban su nombre. Y también ellos en varias ocasiones me guiaban a mí, en lugar de lo contrario. Ya sé que puede sonar a chiste o a una tontería como una catedral, pero cuento lo que me pareció, aun a riesgo de quedar como una “loquita”.
Por ejemplo, un personaje se enamoró sin mi permiso. ¿Cómo pudo ser? ¡Ah! Pues ni idea. Yo no sabía muy bien qué hacer con él, había varias opciones y me dejé llevar por lo que se me iba ocurriendo en el momento, hasta que cuando me di cuenta estaba ligando.
También me ocurrió algo que ya había experimentado cuando escribía siendo niña o jovencita: esos personajes me producen sentimientos. Cariño, simpatía, rabia, me caen gordos,… vaya, como si de personas reales se tratase. Y es que, claro, son muchos meses conviviendo con ellos. Sabes que no son reales, pero forman parte de tu vida durante un tiempo. Por eso, lloré, me reí, me enfadé,… Creo que mi familia estaba un poco alucinada.
Yo los conocía bien después de unas cuantas páginas escritas; lo que no sé es si fui capaz de transmitir al lector sus caracteres, tanto físicos, como morales. No es fácil y creo que a base de seguir escribiendo iré perfeccionándome: al menos, eso quiero.
Vosotros, los lectores, tenéis la palabra.

Presentación de la novela "Quiero mi vida"

11 oct. 2012

El éxito

Según el diccionario de la Real Academia, éxito significa un resultado feliz de un negocio, actuación, etc.…, buena aceptación que tiene alguien o algo y fin o terminación de un negocio o asunto.
Una novela tiene éxito cuando es bien aceptada, lo que se traduce generalmente en la venta de muchos ejemplares. Sin embargo, el éxito no es sinónimo de buena calidad y eso lo sabemos todos: hay libros muy vendidos que no son buenos y al contrario. Yo pondría como ejemplo las novelas de Corín Tellado y muchos bet-sellers, a los que no quiero descalificar ni mucho menos.
Pienso también que cada autor puede tener su concepto subjetivo del éxito y considerar que su obra o una obra concreta alcanza el tan deseado éxito cuando cumple las expectativas de su creador, que no tienen que coincidir necesariamente con esa venta masiva.
Personalmente, no puedo negar que me encantaría que mi novela se vendiese muy bien y no precisamente por el valor económico que supondría, sino por esa aceptación por parte del público. De todas formas, lo que más me interesa es que guste, que llegue al lector, quien –perdonando los fallos que, sin duda, tiene- encuentre en ella un entretenimiento cargado de sentimientos y opiniones.

8 oct. 2012

Mendigar después de la publicación

Me parece que los "novatos" o noveles nos enfrentamos a bastantes problemas cuando al fin vemos realizado nuestro sueño de publicar un libro. Hasta llegar a ese momento ya pasamos por múltiples dificultades y podemos comprobar que no se terminan al ser publicado.
Lo que ahora me encuentro es que la venta no es fácil. Y no porque no tenga éxito, que se verá después, sino porque las librerías no piden ejemplares de autores desconocidos, ya que no quieren arriesgarse.
Generalmente, suelen ser personas conocidas las que en principio van a comprar ese libro en el que el autor deposita todas sus ilusiones y muchas de ellas no lo consiguen, porque el librero no lo tiene y puede ser reacio a pedirlo hasta comprobar que alcanzó cierta resonancia. Así, de esta forma, se puede producir una especie de círculo vicioso: libro no conocido, no lo encargan las librerías, para conocerlo debiera verse en ellas.
Por eso, el autor ha de seguir trabajando, ahora en promocionarlo. En donde lógicamente puede hacerlo mejor es un su lugar de residencia: los medios de comunicación creo que tienen una gran importancia en este punto.
Habrá de hacerse una presentación también y todo aquello que se nos ocurra para que sea conocido y que haya demanda.
En fin, que parece que los noveles somos mendigos de libros.